follamigos

Consejos para conseguir follamigos

Si todavía no habéis hecho nada y tienes mucha complicidad con tu amigo, díselo, que solo estás buscando a alguien con quien tener relaciones sexuales y experimentar y que no suponga una relación ni nada. Sobre todo cuando llevas poco tiempo y aún no te has dado cuenta de que aquí, en Internet, las cosas van directas y al grano. En las páginas de citas, las personas que buscan relaciones esporádicas no buscan la aprobación del otro, sino que no se andan con rodeos y dicen claramente lo que buscan. Puedes verlo en sitios como este: http://www.wikicitas.es/follamigos/

Si por el contrario no tienes tanta complicidad, va a ser difícil, pero como le digas a la cara va a pensar que solo quieres sus pelotas y que le estás usando de consolador. Tampoco es eso.
Lo primero que debéis hacer es no liaros delante del resto de amigos o pandilla, como prefieras llamarlo, esto es algo que automáticamente va a colisionar en el grupo y todo el mundo os va a etiquetar como pareja y os animará de forma a veces violenta a que lo formalicéis.

Nada de eso. Mejor quedar a solas con él o hacerlo cuando nadie del resto de amigos que tenéis en común lo esté viendo. El secreto es vuestro aliado, además de que da morbo hacerlo así.
Por supuesto, nada de presentar a tu familia, ni cenas con tus padres invitándolo ni llevarlo a tu casa si están tus padres o hermanos. No es una relación estable, eso es lo que harías si lo pretendieras, pero no es así. Es más, no le presentes ni a tu perrito Burritín. Cuanta menos gente piense que sois algo más que amigos, menos os presionarán para que la amistad catalice en algo más o en ruptura.

Normas y conductas en la cama con tus follamigos

Intenta evitar ciertas expresiones que indique algo más que el cariño que os tenéis como amigos, nada de “amor”, “cielo”, “cariño”, “bebé” y esas cursilerías. A no ser que seas Aless Gibaja esto va a crear confusión y un poco de incomodidad a la otra persona. Tanto por si busca algo y tú no y viceversa.
Nada de hacer la cucharita ni abrazos ni muestras de amor después de la faena. Tampoco te vayas a vestir inmediatamente y te vayas, ni lo uno ni lo otro. Tomadlo con naturalidad, hablad sobre ello, reíros, haceros bromas sobre lo mal que lo habéis hecho, etc. A mí me pasó que estuve un tiempo con una amiga y cada vez que terminábamos de hacerlo rápidamente nos abrazábamos en la cama y seguíamos besándonos y diciéndonos cosas bonitas el uno del otro. Mal. Estábamos comportándonos como una pareja cuando ambos pretendíamos lo contrario, esto a la larga creó muchas confusiones y la ruptura de amistad.

En definitiva

Tener amigos con derecho a roce te proporcionará muchas cosas, te entenderás a ti misma y te respetarás más como mujer. Aprenderás posturas y otros placeres que no sabías que existían e incluso cosas de tu amigo que no conocías. Pero cuidado, déjalo claro desde el principio y si te cansas, no tengas que dar explicaciones ni hagas que lo pase mal. Es tu amigo o amiga, al fin y al cabo, quieres lo mejor para él y esta persona querrá lo mejor para ti.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *