historia del kamasutra

La verdadera historia del Kamasutra

Para aquellas personas a las que les encante disfrutar de una buena sesión de sexo, que seguro que serán la mayoría de personas que están leyendo esto en este momento, hay algo que no pasa desapercibido y en el kamasutra, el llamado libro del sexo en el que vienen incluidas cientos de posturas de diferente intensidad para disfrutar del sexo sin caer en la rutina. Un libro de posturas sexuales que tiene toda una historia y millones de curiosidades detrás.

Algunas curiosidades acerca del kamasutra

Una de las primeras curiosidades acera del kamasutra es que en este libro sexual las posturas no lo son todo ya que solo aproximadamente el 20 por ciento del contenido de este libro tienen que ver con las posturas. El resto del contenido habla sobre los comportamientos del hombre y de la mujer en el terreno sexual de acuerdo a sus castas, ya que en la india, donde surgió y nació el famoso libro, las personas se comportan de manera diferente en el terreno sexual según la clase y el estatus social al que pertenezcan ya que en esta zona del mundo algunos comportamientos y posturas son consideradas como un tema tabú.

En la India, cuando un hombre de cualquier clase social practicaba sexo con una mujer que fuera virgen y que perteneciera a su mismo círculo sexual, era considerado como un héroe y obtenía buena fama en el ámbito sexual y del amor, aunque practicar sexo con una mujer de una clase social más alta era algo que estaba totalmente prohibido.
Otra de las curiosidades acerca del kamasutra y de su origen es el hecho de que en la India, cuando un hombre llevaba el hueso de un pavo real bañado en oro, se consideraba que tenía una gran potencia sexual. Esto se debe a que la hombría y el potencia sexual de los hombres también se medía por su valentía en las peleas de gallos, algo impensable en el momento y en la sociedad actual.

En el kamasutra originalmente también se incluían una serie de consejos que ayudaban a aumentar la potencia sexual y el tamaño del pene del hombre. Para conseguir esto se aplicaban pelos de shuka, que es un insecto con pelillos ásperos muy popular en la India. Este pelo de insecto era restregado por el miembro masculino mezclado de aceite, algo que debía hacerse durante un tiempo de diez noches seguidas. Sin embargo, más del 5 por ciento de la población masculina resultó ser alérgica a este tipo de tratamientos naturales por lo que para realizarlo correctamente era necesario llevar una serie de precauciones pero nunca se dejaba de usar ya que era el remedio más eficaz para aumentar el tamaño del pene y con él la potencia sexual.
No debemos olvidar que el kamasutra fue escrito en la India antigua por lo que la mayoría de los consejos y curiosidades acerca de este libro pasan por engrandecer la figura masculina y su potencia sexual dejando a las mujeres de un lado y tratándolas, al menos en principio, como meros objetos al servicio del hombre.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *